24 feb. 2014

Reseña: No sólo un sueño


  • Título: No sólo un sueño 
  • Autor: Lola Rey 
  • Género: Romántica / Histórica 
  • Editorial: VESTALES

∼ Sinopsis:
La bruma de Londres tiene oculto un encuentro: una mujer corre, huye, en apariencia, de algo. Un hombre decide frenar su carruaje, hacerla subir, llevarla lejos de aquello de lo que escapa. Ausentes de las circunstancias, alejados del secreto que la muchacha esconde, ambos se entregan a lo que la noche y sus propios cuerpos les reclaman. 

A la mañana siguiente, él, Tyler Collingwood, hermano del conde de Kent, percibe todo distante, nebuloso, como si solo se hubiera tratado de un sueño. Apenas algunas ausencias materiales se empeñan en constatarle que no es así. 

Dos años después, no puede creer que ella está ahí, en la residencia del conde, que insiste en verlo, que dice llamarse Edmée Gordon, que se obstina en darle a conocer un hijo de ambos que tiene un parecido innegable con el padre. La desconfianza y la protección se acumulan en él, que decide saber de qué huye la muchacha y la cobija en la mansión. A partir de allí, la vida de la casa dará un vuelco, y tanto Edmée como Tyler deberán confrontarse a sí mismos, vencer prejuicios y miedos para demostrase que lo que han vivido no es solo un sueño, sino que ese sueño puede multiplicarse.


∼ Opinión Personal ∼
Tenía un ANSIA enorme por empezar este libro. El último que leí fue el primero de esta saga, así que cuando supe que había segunda parte no aguantaba las ganas de hincarle el diente. Casualidades de la vida resulta que lo había comprado cuando la editorial hizo la oferta de ebooks a 0,99 €!!! Lo he devorado, al igual que el anterior, me ha durando un día. 
En este caso la historia se inicia con una muchacha huyendo de algo que la tiene atemorizada. En mitad de esta huida se tropieza con Tyler Collingwood, quien la hace subir a su carro y durante una noche, le hace olvidar sus miedos en sus brazos.
Edmée ha visto algo que no debería haber visto y por ello sabe que su vida corre peligro, y a eso se le suma que ha hecho algo que nunca imaginó hacer, y menos con un desconocido. Huye para salvar su vida pero al poco descubre que está embarazada y huir de sus perseguidores con un niño a cuestas es difícil, por lo que se presenta en la mansión Collingwood a pedir cobijo. La maestría con la que la autora nos narra esta escena, es tal, que podemos masticar la desesperación de Edmée por proteger a su hijo. Nada la prepara para soportar lo que siente al encontrarse de nuevo con Tyler, y mucho menos para todo lo que él le dice o todo lo que él le hace.

- Señor Collingwood, este es su hijo. Se llama Adam. 
- Si piensas que voy a creer en la palabra de una vulgar ladronzuela y ramera como tú, estas completamente equivocada. 
- Solo actué como una ramera una vez en mi vida.
A diferencia de la anterior novela, en esta, Tyler se presenta como alguien mucho más maduro, sigue sintiendo aberración al compromiso, eso no cambia, pero es muy fiel y protector con su familia, algo que ya se vislumbraba en el primero. Cuando su mundo cambia tan rápido, casi podría decir que se muestra un poco cruel con Edmée. La evolución que hace el personaje desde que lo conocimos hasta el final del libro es asombrosa, si Alexander me gustó, de Tyler me he enamorado.
Lola Rey ha conseguido de nuevo que me emocione y que sufra con sus palabras, y además mantener la intriga de la trama hasta casi el final de la novela, por lo que es adictiva y no he podido soltarla.
Conocer las novelas de esta autora ha sido un regalo. Espero repetir en breve. 


Una historia asombrosamente hermosa con la que muchos os enamoraréis y disfrutaréis. Lola Rey consigue llegar al lector de un modo impresionante gracias al desparpajo de su escritura, es una grande.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada